26.5 C
Buenos Aires
lunes, febrero 6, 2023

China y Rusia desafían el dominio del dólar en el mercado del petróleo

Escribe Simon Watkins*

China y Rusia desafían el dominio del dólar en el mercado del petróleo. Desde hace tiempo, China considera que la situación del yuan en relación con otras monedas extranjeras es un indicador de la posición geopolítica y económica del país.

Con el anuncio la semana pasada de que los gigantes de los hidrocarburos rusos y chinos, Gazprom y China National Petroleum Corporation (CNPC), han acordado cambiar los pagos de los suministros de gas a rublos (RUB) y renminbi (RMB) en lugar de a dólares, la perspectiva largamente acariciada del fin de la hegemonía del dólar en los mercados mundiales del petróleo y el gas dio un paso más hacia su realización. A partir del volumen mínimo anual de 38.000 millones de metros cúbicos (bcm/a), las entregas de gas de Rusia a China a través de la ruta del gasoducto oriental conocido como “Poder de Siberia” estarán sujetas al nuevo sistema de pago. El nuevo sistema de pago se aplicará posteriormente a mayor escala.

Aunque las sanciones internacionales en curso contra Rusia por su invasión de Ucrania en febrero han proporcionado el impulso final para este cambio crucial en la metodología de pago, es pertinente señalar que China ha tenido una estrategia central desde al menos 2010 para desafiar la posición del dólar estadounidense como la moneda de reserva de facto del mundo.

Durante mucho tiempo, China ha considerado que la posición del renminbi en el índice monetario internacional era un indicador de la posición geopolítica y económica del país en el extranjero. Un primer indicio de la ambición de China por el RMB se puso de manifiesto en la cumbre del G20 celebrada en Londres en abril de 2010, cuando Zhou Xiaochuan, entonces gobernador del Banco Popular de China (PBOC), señaló la idea de que los chinos querían una nueva moneda de reserva mundial que sustituyera al dólar estadounidense.

Esto es algo que analizo en profundidad en mi último libro sobre los mercados mundiales del petróleo. Por esta razón, dijo, la inclusión del RMB en la combinación de activos de reserva del Derecho Especial de Giro (DEG) en el Fondo Monetario Internacional (FMI) sería un hito importante. Según el Banco de Pagos Internacionales (BPI), las “cuatro grandes” divisas internacionales -el dólar estadounidense (USD), el euro (EUR), la libra esterlina (GBP) y el yen japonés- representaban al menos el 75 % del volumen de negocio diario de los mercados mundiales de divisas, que en aquel momento ascendía a 4 billones de dólares. Las monedas incluidas en la cesta de los Derechos Especiales de Giro (DEG) no solo representan la gran mayoría de las transacciones diarias en el mercado de divisas, sino que también son el principal medio de pago, de reserva y de inversión en todo el mundo. Después de que el RMB recibiera una ponderación del 10,9 % en la combinación de DEG en octubre de 2016, los medios de comunicación prestaron mucha atención al acontecimiento en China (el USD tenía una participación del 41,9 %, el EUR del 37,4 %, la GBP del 11,3 % y el JPY del 9,4 %). China sigue creyendo que la cuota del 12,28 % del RMB en el conjunto de los DEG en 2022 no se corresponde con el creciente papel de potencia de China en el mundo.

Además, China es consciente desde hace tiempo de que, como mayor importador anual bruto de crudo del mundo desde 2017 (y mayor importador neto del mundo de petróleo total y otros combustibles líquidos en 2013), está indirectamente sometida a las vicisitudes de la política exterior de Estados Unidos a través del mecanismo de fijación de precios del petróleo del dólar estadounidense. La invasión rusa de Ucrania y las subsiguientes sanciones lideradas por Estados Unidos, las más severas de las cuales se refieren a la exclusión del uso del dólar, han reforzado fuertemente esta percepción del dólar como un arma. Según un discurso pronunciado por la exvicepresidenta ejecutiva del Banco de China, Zhang Yanling, en abril, las recientes sanciones de Estados Unidos contra Rusia “harán que Estados Unidos pierda su credibilidad y socavarán la hegemonía del dólar [estadounidense] a largo plazo”, e instó a China a ayudar a la comunidad internacional a “deshacerse de la hegemonía del dólar más pronto que tarde”.

Aunque Rusia ha creído durante mucho tiempo que la eliminación del monopolio del dólar estadounidense en la fijación de precios de los hidrocarburos a nivel mundial sería beneficiosa, China tenía miedo de oponerse abiertamente a Estados Unidos en el momento álgido de la Guerra Comercial debido a la imprevisibilidad del expresidente estadounidense. Sin embargo, las intenciones de Rusia quedaron claras con los comentarios del CEO de Novatek de Rusia, Leonid Mikhelson, en septiembre de 2018, poco después de que Estados Unidos volviera a imponer sanciones a su socio clave de Oriente Medio, Irán. Mikhelson declaró que Rusia había estado discutiendo el alejamiento del comercio centrado en el dólar con sus mayores socios comerciales, incluyendo la India, China e incluso los países árabes. Si Estados Unidos causa problemas a los bancos rusos, dijo, “todo lo que tenemos que hacer es sustituir los dólares”. También sobre este periodo, China comenzó a ofrecer contratos de petróleo denominados en yuanes en la Bolsa de Futuros de Shanghái (la unidad comercial de la moneda renminbi). En 2014, Gazpromneft probó una versión a gran escala de este método negociando cargamentos de crudo en yuanes chinos y rublos con China y Europa.

Cuando la comunidad internacional tomó represalias contra Rusia por su invasión de Ucrania, esta idea volvió a aparecer. Casi inmediatamente después de su aparición, el presidente ruso Vladimir Putin firmó un decreto por el que se obligaba a los clientes del gas ruso de la UE a pagar en rublos mediante un nuevo mecanismo de conversión de divisas o a enfrentarse a una interrupción del suministro. Mientras los grandes consumidores de gas ruso de la UE trataban de encontrar la manera de adaptarse a las exigencias de pago en rublos de Putin, sin infringir descaradamente ninguna sanción, esta amenaza casi logró exponer las líneas de fractura existentes que atraviesan la alianza de la OTAN liderada por Estados Unidos. Desde entonces, Rusia no ha hecho más que jugar con la UE en lo que respecta a los suministros de gas en curso, y la semana pasada dijo que había desechado la reanudación de los suministros del gasoducto Nord Stream 1, una de las principales rutas de suministro a Europa, tras “descubrir un fallo durante el mantenimiento”. Putin dijo la semana pasada que Rusia podría cortar todos los suministros de energía a la UE si se imponen topes de precios al comercio ruso-UE.

Para socavar aún más el dominio del dólar estadounidense en el precio del petróleo y otros hidrocarburos, será necesario utilizar otras monedas, además del RMB, en las naciones que actualmente no están sometidas a sanciones por parte de Estados Unidos. Afortunadamente, para China, Arabia Saudita, otra potencia de Oriente Medio (que se une a Irán, que ya utiliza el comercio en RMB y RUB), se ha mostrado muy dispuesta a hacer crecer sus negocios con China en RMB, incluso como pago de las exportaciones de petróleo. Incluso ya en agosto de 2017, el entonces viceministro saudí de Economía y Planificación, Mohammed al-Tuwaijri, dijo en una conferencia saudí-china en Jeddah: “Estaremos muy dispuestos a considerar la financiación en renminbi y otros productos chinos”. Y continuó: “China es, con mucho, uno de los principales mercados para diversificar la financiación… [y] también accederemos a otros mercados técnicos en términos de oportunidades de financiación únicas”.

Después de algunos trastornos iniciales relacionados con su vinculación de facto a la moneda estadounidense, el abandono de la financiación en dólares daría al gobierno saudí más flexibilidad en su estructura general de financiación. Esto se debe a que la gran mayoría de los préstamos del gobierno saudí (incluidos los grandes bonos y los préstamos sindicados) en los últimos años han estado denominados en dólares estadounidenses. OilPrice.com ha seguido el pivote gradual pero constante de Arabia Saudita hacia China en los últimos meses. A principios de este año, en agosto, la Saudi Arabian Oil Company (Aramco), antes conocida como Arabian American Oil Company, y la China Petroleum & Chemical Corporation (Sinopec) firmaron un multifacético memorando de entendimiento. El presidente de la China Petrochemical Corporation (Sinopec), Yu Baocai, declaró: “La firma del MoU introduce un nuevo capítulo de nuestra asociación en el Reino… Las dos empresas unirán sus manos para renovar la vitalidad y marcar nuevos progresos de la Iniciativa de la Franja y la Ruta [BRI] y la Visión 2030 [de Arabia Saudita]”. El MoU es masivo en escala y alcance, cubriendo una profunda y amplia cooperación en la integración de refinación y petroquímica; ingeniería, adquisiciones y construcción; servicios de campos petroleros De manera importante para los objetivos a largo plazo de China en Arabia Saudita, el acuerdo también incluye oportunidades para construir un enorme centro de fabricación en el Parque Energético Rey Salman. Esto requerirá que un gran número de trabajadores chinos residan en Arabia Saudita de forma permanente, incluidos los que participan en actividades relacionadas con el petróleo, el gas, la petroquímica y otros hidrocarburos, así como un pequeño ejército de personal de seguridad para “garantizar la seguridad de las inversiones de China”.

*Sobre el autor: Simon Watkins es un antiguo operador y vendedor de divisas, periodista financiero y autor de best-sellers. Fue Jefe de Ventas y Operaciones Institucionales de Divisas en Credit Lyonnais, y más tarde director de Divisas en Bank of Montreal. Después fue Jefe de Publicaciones Semanales y Redactor Jefe de Business Monitor International, Jefe de Productos de Petróleo para Platts, y Editor Gerente Global de Investigación para Renaissance Capital en Moscú. Ha escrito extensamente sobre petróleo y gas, divisas, acciones, bonos, economía y geopolítica para muchas publicaciones importantes, y ha trabajado como consultor de riesgo geopolítico para varios fondos de cobertura importantes en Londres, Moscú y Dubai. Además, es autor de cinco libros sobre finanzas, petróleo y comercio en los mercados financieros publicados por ADVFN y disponibles en Amazon, Apple y Kobo

Noticias relacionadas

Últimas Noticias

English EN Français FR Deutsch DE Italiano IT Português PT Русский RU Español ES
Escribir
SRSur.com.ar
Dejanos tu mensaje!