22/06/2024
ArgentinaCommoditiesInternacionalesMercosur

La siembra de trigo podría superar las 7 millones de hectáreas

Por necesidades financieras la siembra de trigo 2023/24 podría superar las 7 millones de hectáreas, según estimaciones de la Bolsa de Comercio de Rosario. Sin embargo, con un escenario casi tan seco como el del año 2009, van aumentando las probabilidades de reducción de áreas trigueras en Córdoba, La Pampa, Santa Fe y centro y norte bonaerense.

Con escasa reserva de agua, la falta de lluvias complica las intenciones de los productores para el trigo bonaerense.

La Bolsa de Comercio de Rosario consideró que 2016 fue un año bisagra para el trigo: aumentó la inversión, traduciéndose en la mejora del manejo y la tecnología, y, por ende, su capacidad productiva.

El cereal pasó a ser un cultivo clave dentro de la rotación agrícola en Argentina, lo que catapultó el crecimiento del área, que pasó de 3,9 a 5,6 millones de hectáreas de un año a otro.
Por la necesidad financiera que tiene el sector productor, 2023 debería ser el gran año del trigo. Si las lluvias de abril hubiesen acompañado al productor con los niveles
estadísticos medios, esta primera estimación de trigo posiblemente hubiese reflejado una intención de siembra de más de 7 millones de hectáreas.
Tras la extrema falta de agua en los perfiles de suelo que dejó la campaña gruesa 2022/23 y las escasas lluvias registradas en abril de 2023, precipitaciones inclusive muy
por debajo de abril de 2022, el potencial de concretar las intenciones de siembra en gran parte de la región pampeana está limitado.

Se necesitan lluvias que cubran más que una cuarta parte de las necesidades actuales de los suelos de la región pampeana para que la cobertura de área no disminuya respecto de la campaña 2021/22.

Es muy difícil trazar un escenario nacional en este marco de referencia, ya que en buena parte de la región pampeana no hay condiciones agronómicas que aseguren mínimas condiciones de productividad; esto es, en gran parte de Córdoba, La Pampa, Santa Fe y centro y norte bonaerense.
Trigo: el escenario de siembra arranca peor que hace un año atrás y casi tan seco como en el 2009 Respecto del escenario de siembra del año pasado, en que hubo dificultad para que los productores concretaran su intención de área triguera debido a la falta de agua, hay diferencias muy importantes, tal como se puede apreciar en la imagen de la anomalía de las reservas de suelo para Argentina.

En el 2022, el foco de la sequía estaba en el oeste y desde las provincias de Córdoba y San Luis fue expandiéndose hacia el este. Pero, las condiciones en la provincia de
Buenos Aires eran buenas.

En el 2023, la provincia triguera por excelencia, Buenos Aires, arranca mayo con la mitad del territorio en la categoría muy seco.
Esto significa que los perfiles de los suelos (teniendo en cuenta el primer metro y la ocupación de una pradera permanente) están en las condiciones más secas de los
últimos 30 años. La diferencia más notable, sin embargo, es en dónde están las condiciones más secas del territorio bonaerense.

En el 2009, año que era referencia de la peor sequía que había sufrido el trigo en los últimos 15 años hasta el año 2022 -que superó al 2009 para peor-, las condiciones de falta de agua afectaban al bastión triguero: el sudeste bonaerense y se ensañaba sobre el oeste y norte de Argentina. Al presente esa región muestra una mejor situación que en el 2009.

Seguinos en Twitter: @SRSur_Agency

Escribir
SRSur.com.ar
Dejanos tu mensaje!