35.2 C
Buenos Aires
martes, febrero 7, 2023

Y después del “dólar soja”, ¿qué?

Escribe Gastón Guido*

La pregunta viene luego de los 26 días corridos, 20 hábiles, en el estuvo vigente este desdoblamiento cambiario especial para el complejo sojero, denominado Plan de Incremento Exportador. Esta medida de cortísimo plazo que permitió a los productores y agroexportadores liquidar las ventas externas de la oleaginosa y sus subproductos, como el aceite y la harina, a una cotización de $200 por dólar.

Tras 15 días hábiles de funcionamiento de esta norma, según lo informó el propio ministro de Economía, Sergio Massa ingresaron 8.123 millones de dólares. Queda claro que, con menos de un mes de desdoblamiento cambiario en la principal actividad agroexportadora del país, el ministro de Economía, Sergio Massa, ganó tiempo. O alargó la mecha, como metafóricamente dicen algunos analistas, para evitar que explote la “bomba económica”, se llegue al Mundial de Fútbol, que comienza el 22 de noviembre, y la gente hable de otra cosa, mientras se ajustan tarifas y precios, la inflación no cede y el Gobierno sigue con rumbo incierto.

Ahora bien. En apenas 13 días hábiles, “dólar soja” mediante, el agro comercializó 13.725.000 toneladas de soja para su exportación. Claramente porque le convenía. Y porque el Gobierno le dio esa herramienta solo para oxigenar la asfixia de reservas del Banco Central. Es decir por el espanto y no por amor.

También queda claro que, si bien Sergio Massa impulsó esta medida, otros integrantes del Frente de Todos la bombardearon desde dentro del Gobierno. Concretamente desde el propio Banco Central. Desde allí, primero aumentaron las tasas de interés para quienes retuvieran más del 5% de sus existencias de soja. Y luego, con una medida que, si bien fue corregida levemente, les impide a muchos productores comprar dólares en el mercado cambiario oficial, o a través de las opciones financieras en la Bolsa.

Esta medida, que públicamente no comparten ni Sergio Massa, ni su secretario de Agricultura, Juan José Bahillo, no solo fue tomada como una trampa por los actores de la cadena sojera, especialmente los productores, sino que es una muestra más de cómo funciona en el Gobierno, el Frente de Todos (o contra Todos). 

Hay quienes no entienden allí ni las reglas básicas de la Economía, ni cómo funciona la actividad agrícola, que necesita vender su producción a buen precio, no solo para recoger sus merecidas ganancias por la inversión realizada. Sino también para invertir en la campaña de granos gruesos que ya está comenzando.

Por otro lado, y en cuanto a la siembra de granos gruesos que se presenta compleja desde lo climático y con un aumento significativo de los costos de producción, Massa anunció la puesta en marcha del programa de “Fortalecimiento para los pequeños y medianos productores”.

Se trata de un fondo de hasta $40.000 millones para potenciar la competitividad de los cultivos de soja y maíz. Estará dirigida a aquellos productores que hayan sembrado hasta 200 hectáreas de soja y 100 hectáreas de maíz en la campaña agrícola anterior, y que hayan comercializado hasta el 85% de su cosecha de soja al 31 de octubre.

Poco se sabe sobre cómo se implementará este programa, de por sí muy acotado si se toman en cuenta las condiciones anunciadas por el ministro de Economía. 

Lo que sí es evidente es que la actividad agropecuaria, sigue siendo un socio no querido por el Gobierno, o por buena parte de él, aunque lo tome como tal para cobrarle derechos de exportación hace décadas. La pregunta del millón es saber cómo se moverá la dirigencia gremial empresaria del agro (básicamente las 4 entidades que integran la Mesa de Enlace), pasada la mini temporada del “dólar soja”. 

Especialmente, porque independientemente de este cultivo, son muchas otras las actividades agroalimentarias que sufren una paridad peso-dólar que no es real y las perjudica, y hacia las cuáles el Gobierno debería tener alguna respuesta. No hacerlo seguirá seguir transitando por el camino del empobrecimiento económico y la caída de la producción de vastas regiones de la extensa, y a la vez olvidada, por quienes gobiernan, geografía productiva y agroalimentaria de nuestra Argentina.

*Periodista especializado. Conductor de @AgroATP Información Agroalimentaria Apta para Todo Público

Seguinos en Twitter: SRSur News Agency

 

Noticias relacionadas

Últimas Noticias

English EN Français FR Deutsch DE Italiano IT Português PT Русский RU Español ES
Escribir
SRSur.com.ar
Dejanos tu mensaje!