13/06/2024
FinanzasInternacionalesNegocios

El Silicon Valley Bank obligó a reaccionar a Joe Biden

La crisis del Silicon Valley Bank obligó a reaccionar a Joe Biden.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, debió salir hoy a calmar a los mercados financieros ante la crisis del Silicon Valley Bank.

En los últimos días, los mercados comenzaron a seguir de cerca la crisis que rodea al Silicon Valley Bank (SVB).

Aunque es una entudad que poco se había oído nombrar, el SVB es el decimosexto mayor banco en Estados Unidos (en términos de préstamos) y estaba lejos de ser un estandarte del sistema bancario
estadounidense, pero su fallida ampliación de capital lo impulsó a todas las primeras planas del mundo.

El banco especializado en financiar ‘start-ups’ fue muy golpeado por el giro contractivo que ejerció la FED desde el año pasado (al igual que gran parte de las empresas que financiaba), y al tener que liquidar gran parte de su portfolio de activos ilíquidos a pérdida, el temor sobre su solvencia comenzó a expandirse.

De hecho, la ampliación de capital no satisfactoria, que disparó esta crisis, era para cubrir parte de esta pérdida.
La peor quiebra bancaria desde la crisis de 2008 demandó acciones concretas tanto del Tesoro como de la FED y de la Corporación Federal de Seguro de Depósitos (FDIC).

Así, este domingo se anunció un plan de medidas. Este busca proteger el 100% de los depósitos afectados, mientras que
el órgano regulador cerró otra institución con parámetros similares (Signature Bank) y lanzó una línea de liquidez para entidades con dificultados financieras. Incluso la secretaria del Tesoro, Janet
Yellen, habló para llevar tranquilidad a los norteamericanos sobre la salud del sistema bancario.
¿Está bien el rescate? En este punto, los órganos reguladores aclararon que se busca defender a los depositantes, pero perseguirá legalmente a los accionistas por su reprochable administración de
liquidez.

Más allá de los incentivos perversos que genera un rescate (son varios y no menores), la FED sabe que no puede permitirse un efecto contagio sobre la banca tradicional.

De esta manera, resulta “lógica” la reacción, por más que deba lidiar con un nuevo “trade off” entre la magnitud del
rescate y los potenciales efectos monetarios de la medida.

No obstante, tal como señalan las
lecciones de Milton Friedman sobre 1930 o Ben Bernanke (2008/2009), podría ser un evento desinflacionario si los inversores se refugian en el dólar (cash) ante un evento de gran incertidumbre.
Silicon Valley Bank podría ser un hecho aislado, pero sus efectos ya son tangibles en todo el mercado.

Después de la sangría de las últimas ruedas, los futuros exhiben leves verdes (hasta +0,8% el futuro del NASDAQ).

Sin embargo, lo más evidente fue el desplome de las tasas, donde los rendimientos de los bonos cortos cayeron más que las largas (leve normalización de la pendiente de la curva). Así, la tasa del Treasury a dos años cayó hasta 4,30% (-50 puntos básicos), mientras que la de diez años retrocedió hasta 3,50% (-20 puntos básicos).

¿Cómo sigue la FED en esta situación? El mercado modificó drásticamente sus proyecciones y ahora le otorga un 83,4% de probabilidad a un retoque de 25 puntos básicos en la reunión de marzo y el 16,6%
restante a que no hará nada.

Vale destacar que la semana pasada llegó prácticamente a pricearse un aumento de 50 puntos básicos, pero el propio mercado le puso un techo al accionar de la FED.

Por último, y casi como hecho anecdótico a esta altura, mañana se publica el IPC en
EE.UU. donde se espera una variación mensual de 0,4%.

Seguinos en Twitter: @SRSur_Agency

Escribir
SRSur.com.ar
Dejanos tu mensaje!