26.5 C
Buenos Aires
lunes, febrero 6, 2023

Brasil crece 3.2% tiene deflación y mayor empleo

Escribe Federico Pomi* 

La economía brasilera acelera y crece a un ritmo de 3,2% YoY en el segundo trimestre del año, mientras que la inflación acumuló dos meses seguidos con variaciones negativo, que permitió bajar de 11,9% YoY en junio a 8,7% en agosto último.

Brasil tiene hoy una inflación por debajo de promedio de Europa y no muy lejos del último dato de EEUU (8,3% YoY). El 2 de octubre será la primera ronda de las elecciones presidenciales.

Pese al mejor desempeño económico que incluye una baja en la tasa de desempleo a 9,3% en junio, las encuestas advierten una intención de voto de 33% para Jair Bolsonaro que perdería contra Lula da Silva que muestra una intención de voto del 47%. En el caso que algún candidato tenga más del 50% de los votos no habría segunda vuelta.                                                 La actividad económica no sólo se recuperó de la crisis del 2020/2021, sino que está por superar el último récord de actividad que marcó la economía en 2014, ocho años atrás.

Las expectativas privadas son que Brasil culmine el año con un crecimiento económico de 2,7% en 2022.

El mayor nivel de actividad posibilitó bajar la tasa de desempleo a 9,3% en junio, magnitud que es menor al registro previo a la pandemia de 11,1% en diciembre del 2019.

Los dos meses de deflación en julio y agosto responden no sólo a la eliminación de impuestos sobre los combustibles con impacto en el índice general de precios, sino también al alza de tasas de interés que viene realizando el Banco Central.

La SELIC pasó de 2% en 2020 a 13,75% en la actualidad. Una tasa de interés real positiva ayudando a estabilizar el valor de la moneda y frenar la inflación. Las expectativas del mercado son que el Banco Central mantenga la tasa en los valores actuales hasta fin de año (de hecho, el BCB mantuvo la tasa en la última reunión en septiembre), para que recién empiece a bajar en el 2023.

Las exportaciones continúan creciendo y alcanzan los US$ 319.000 millones los últimos doce meses a agosto, dejando un saldo comercial de US$ 43.000 millones en igual periodo.

El superávit comercial equivale a 2,4% del PBI, monto que permitió reducir el déficit externo. El déficit en la cuenta corriente del balance de pagos pasó de 3,8% del PBI en 2020, a -2,1% en julio. Actualmente el Banco central dispone de USD 340 mil millones en activos externos, equivalente a 19,5% del PBI.

Por el lado de las finanzas públicas se observa un superávit primario de 2% del PBI en el acumulado de los últimos doce meses a agosto, aunque tras pagar los intereses queda un déficit financiero de 4,2% del PBI.

Previo a la pandemia las cuentas públicas reflejaban un déficit financiero de 6% del PBI, lo que advierte la mejora los últimos dos años.

La deuda pública total está en 84% del PBI en la actualidad, y previo a la pandemia era de 82% del PBI. Brasil adoptó otra estrategia para afrontar la pandemia, con menos restricciones en la actividad económica, buscando reducir el impacto sobre la pobreza ni afectar las cuentas públicas.

*Research de Allaria Ledesma

Noticias relacionadas

Últimas Noticias

English EN Français FR Deutsch DE Italiano IT Português PT Русский RU Español ES
Escribir
SRSur.com.ar
Dejanos tu mensaje!