13/06/2024
ArgentinaEnergíaFinanzasInternacionalesMercosurMinería

Moody’s advirtió sobre riesgos sociopolíticos en América Latina

Moody’s advirtió sobre riesgos sociopolíticos en América Latina en un informe que alude a países como la Argentina, Brasil, México, Colombia, Perú y Chile.

“Los riesgos sociopolíticos se han vuelto cada vez más prominentes en América Latina, lo que deriva en descontento social por el alto costo de la vida y la falta de acceso a servicios sociales, así como en crecientes tensiones políticas”, señaló Moody’s Investors Service en su nuevo informe divulgado hoy.

Los crecientes riesgos sociales y políticos presentes en América Latina se han convertido en factores cada vez más relevantes de los riesgos crediticios para los emisores en la región a través de riesgos de gobernabilidad; cambios de políticas e intervención gubernamental; canales de transmisión que impactan el desempeño económico y la volatilidad financiera”, señaló Ariane Ortiz-Bollin, vice president, Senior Credit Officer y coautora del informe.

Moody’s Investors Service realizó observaciones que entre sus principales puntos señalan:

  • Argentina 

La volatilidad financiera y los cambios de política representan los principales canales crediticios de los riesgos políticos de Argentina (Ca, perspectiva estable). La inestabilidad económica afecta su calidad crediticia soberana, bancaria y corporativa. Argentina está altamente expuesta a riesgos de gobernabilidad.

  • Brasil 

Los cambios de políticas en Brasil (Ba2, perspectiva estable) podrían derivar en la intervención del gobierno en las empresas estatales y los bancos gubernamentales. Los cambios en la administración y el directorio de Petrobras, por ejemplo, indican una posible intervención en la estrategia comercial, el programa de venta de activos y las políticas de fijación de precios.

  •  Chile

A pesar de la sólida gobernabilidad de Chile (A2, perspectiva estable), los riesgos sociales son moderadamente negativos. Las ramificaciones políticas derivadas del malestar social han cambiado el debate nacional y la agenda política de Chile. A medida que el gobierno busca abordar las demandas sociales de una mejor calidad y cobertura de servicios, los sectores más expuestos a los cambios de políticas incluyen bancos, empresas mineras y proyectos de energía.

  • Colombia

La ambiciosa agenda de reformas del gobierno de Colombia (Baa2, perspectiva estable) intensifica el riesgo de cambios de políticas, lo que afecta la confianza de los inversionistas. Si bien las propuestas de reformas abarcan las empresas públicas, los bancos, las empresas, las carreteras de peaje, las empresas eléctricas y las empresas de servicios públicos, los entornos institucionales sólidos actuarán como frenos y contrapesos, lo que limitará el riesgo de cambios radicales.

  • México 

Los cambios en la política energética de México (Baa2, perspectiva estable) han frenado la inversión privada en el sector, particularmente en energías renovables. Para las empresas públicas Pemex y CFE ha aumentado la dependencia del apoyo recurrente del gobierno. Las preocupaciones por la violencia y la seguridad también limitan el crecimiento económico y de la inversión en México.

  • Perú

Un resurgimiento de las protestas sociales en Perú (Baa1, perspectiva negativa) crearía riesgos de gobernabilidad, lo que representaría una amenaza para emisores soberanos, bancarios, turísticos y minoristas. La escalada de protestas y las interrupciones operativas representan riesgos para los activos de infraestructura crítica y los nuevos desarrollos del país.

  • Inflación y crecimiento

Moody’s describe que la alta inflación y el menor crecimiento exacerban los riesgos sociales y políticos subyacentes a la calidad crediticia.

“Si bien los riesgos sociopolíticos siempre han estado presentes en América Latina, la naturaleza de estos riesgos ha evolucionado en los últimos años para convertirse en impulsores más destacados de los riesgos crediticios. Muchos gobiernos latinoamericanos no lograron abordar los problemas económicos y sociales estructurales durante períodos de alto crecimiento, y desde que el superciclo de las materias primas terminó en 2014, estos problemas se han vuelto más destacados, lo que lleva a la social descontento y crecientes tensiones políticas”, observó el informe.

Luego remarcó que “el acceso limitado a los servicios básicos y la cobertura desigual en educación, salud y oportunidades laborales son problemas comunes para muchos mercados emergentes. Pero la desigualdad de ingresos es particularmente alta en América Latina en comparación con otros países de mercados emergentes con PBI per cápita similar”.

Añadió que “esto puede generar descontento social y protestas, mientras que la disparidad de ingresos puede complicar la diseño e implementación de políticas públicas. Del mismo modo, la desigualdad de los niveles de vida y la dinámica laboral pueden incidir en la economía. potencial y los ingresos del gobierno, conducen a un riesgo social y político, y se derraman en la salud y la seguridad”.

Moody’s analizó que “el PBI per cápita estancado en comparación con muchas economías emergentes asiáticas ha dejado a los latinoamericanos desilusionados, con limitados oportunidades económicas, agravando los riesgos sociales”.

Especificó que “mientras algunos países como Argentina y Chile cruzaron los US$ 2.000 de PBI per cápita 52 años antes que Malasia (A3 estable), ambos países tienen niveles similares de PBI per cápita ahora, y el PBI per cápita de Malasia continúa subiendo. De manera similar, Brasil y Taiwán, China (Aa3 estable) cruzaron el umbral del PBI de US$ 2.000 al mismo tiempo, pero ahora el PBI per cápita de Taiwán es US$ 31.000 más alto que el de Brasil”.

  • Corrupción

Este informe también destacó que “los escándalos de corrupción y otros problemas relacionados con instituciones débiles también pueden estar asociados con mayores riesgos sociales. La sociedad civil relativamente débil y las instituciones judiciales se han asociado con un estado de derecho débil y altos niveles de corrupción y violencia en México y Perú, en contraste con sus fuertes arreglos institucionales monetarios y macroprudenciales y sólidos marcos fiscales”.

Moody’s identificó que “la marginación y la falta de identificación con los partidos políticos existentes hacen del descontento social una forma de expresar y canalizar dicho descontento, más notablemente en Chile y Perú”.

Seguinos en Twitter: @SRSur_Agency

Escribir
SRSur.com.ar
Dejanos tu mensaje!