17 C
Buenos Aires
domingo, diciembre 3, 2023

Proyecciones pesimistas del FMI para 2022 y 2023

Con datos provenientes de los principales mercados -Estados Unidos, Europa y China- el FMI revisó a la baja su pronóstico para 2022  (+3,2%) y 2023 (+2,7%), presagiando un panorama pesimista.

Especial de Mundo Marítimo

Como si los efectos secundarios persistentes de la pandemia no fueran suficientes para una economía mundial que no logra repuntar, las tensiones geopolíticas en Europa oriental y otros eventos en el planeta que enfrentan a potencias mundiales han impulsado un aumento en el costo de vida de manera transversal.

Ante este escenario, el Fondo Monetario Internacional (FMI) publicó en la edición de octubre de 2022 el “World Economic Outlook” –al cual MundoMaritimo accedió a través de un análisis publicado en el BRS Dry Bulk Weekly Newsletter—, adecuadamente titulado “Contrarrestando la crisis del costo de vida”. Con datos provenientes de los principales mercados –Estados Unidos, Europa y China- el FMI revisó a la baja su pronóstico para 2022  (+3,2%) y 2023 (+2,7%), presagiando un panorama pesimista.

China, Rusia-Ucrania

Gracias al boom post-Covid, el crecimiento económico global de 2021 se estableció en 6%. Pero las persistentes restricciones en China ligadas al coronavirus tienen al gigante asiático –motor de la economía global- estancado. “Por lo tanto, parece improbable que esta vez China quien nos salve de esta crisis. Por ende, no quedaría más que darle un golpe de gracia a los prospectos de crecimiento del 2023”, lee el BRS Dry Bulk Weekly Newsletter.

Por su parte, la guerra entre Rusia y Ucrania ha impulsado un aumento en los precios de alimentos y combustibles que han colaborado en el incremento del costo de vida no solo en Europa, sino también en países dependientes de sus exportaciones, causando una pronunciada inflación en occidente.

Inflación y recesión

Así, grandes economías están enfrentando la amenaza inminente de la recesión con efectos altamente contagiosos para el resto de sus socios comerciales. “Si 2022 fue un mal año, 2023 será aún peor, con una posible recesión en un tercio de las economías a nivel mundial”, plantea el FMI, que además pronostica un aumento de la inflación global en 8,8% en 2022, por sobre el 4,7% registrado en 2021. Para 2023 se espera una corrección a un rango entre 6,5% y 4,1% para 2024.

Mientras, Estados Unidos enfrenta al demonio de la inflación aumentando progresivamente (y agresivamente) la tasa de interés que actualmente está en 3,25% y podría escalar hasta 5% en 2023, según predice la FMI, lo que continuaría aumentando el aprecio de la divisa a nivel internacional, lo que incrementa la inflación en los mercados que comercian con Estados Unidos. “El efecto bola de nieve de la apreciación del dólar americano es preocupante, especialmente para países importadores de carga seca y donde el poder adquisitivo de los consumidores se verá gravemente disminuido por sobre la inflación local”, establece el análisis.

Carga seca

China es el principal importador de commodities de carga seca, y su negocio es fundamental para el éxito del comercio a nivel internacional. La caída de 6% de los volúmenes de importación china durante los primeros tres cuatrimestres del año es reflejo del encarecimiento del dólar y el desincentivo a comprar por parte de los clientes chinos. Este comportamiento también explica por qué las tarifas de fletes para los principales índices han estado estancadas desde las fiestas de la Semana Dorada, donde deberían haber vivido su momento de alza.

Yendo hacia adelante, el monitoreo constante de los mercados será clave para determinar cómo se desarrollen las predicciones, tanto para los mercados de carga seca como para la economía a nivel global, ya que los tiempos de macro tendencias de estabilidad han quedado -por ahora- en el pasado.

Seguinos en Twitter: @SRSur_Agency

Noticias relacionadas

Últimas Noticias

Escribir
SRSur.com.ar
Dejanos tu mensaje!