22/06/2024
ArgentinaCommoditiesConsultoría EstratégicaInternacionalesMercosurMineríaNegociosWine Style

Es falso que la minería deja sin agua a la vitivinicultura

Escribe Ricardo Sarmiento*

“Es falso que la minería deja sin agua a la vitivinicultura”, sostuvo Mario Capello, ex Secretario de Minería de la Nación y fundador del Grupo Sarmiento,

“Hay que comunicar mejor, es falso que la minería ocupa tanto, que deja sin agua a la vitivinicultura”, sostuvo Capello saliendo al cruce de creencias infundadas y acientíficas con las que se intenta impedir el desarrollo de la minería, especialmente en la provincia de Mendoza.

El Grupo Sarmiento cruzó a los bodegueros mendocinos tras la ola de importaciones de vinos chilenos y expuso sus argumentos en favor de la actividad en la provincia.

Este mismo debate se había registrado ya en la provincia de Mendoza, oportunidsd en que SRSur Consultoría Estratégica logró sentar a una misma mesa a bodegueros y viñateros agrupados en CoViAr, mineros mendocinos de la CAMEM, con la Cámara Argentina de Empresas Mineras.

SRSur Consultoría Estratégica
SRSur Consultoría Estratégica

Fue este diálogo el que permitió rechazar en primera instancia, en la Cámara de Diputados de Mendoza, el proyecto de ley antiminera que impulsaba el entonces gobernador Julio César Cleto Cobos.

Mario Capello explicó la situación en diálogo con el programa “Tenés que saberlo”, emitido por Radio Jornada, de Mendoza.

El Grupo Sarmiento, un colectivo de impulsores de la minería con base en San Juan, redactó un hilo de Twitter/X en donde expuso, una vez más, a los bodegueros mendocinos por la compra de “vino envenenado”, ya que lo traen desde Chile.

La “chicana” nace a partir de la cercanía de los viñedos trasandinos a las producciones mineras y, en diálogo con Gabriel Conte, Evangelina Argüello y Hernán Bitar en el programa “Tenés que saberlo”, por Radio Jornada, el ex subsecretario de Minería de la Nación y miembro del grupo, Mario Capello,

“Un poco lo que pretendemos con este planteo es poner en evidencia al ciudadano de Mendoza y del país respecto a lo que está pasando. Es sabido que cuándo un bien es abundante, los precios de lo que se necesita para hacerlo, baja. ¡Vaya casualidad! Se han pasado diciendo desde antes de la sanción de la ley 7722 que no se podía hacer minería porque iba a dejar sin agua a los viñateros, que era contaminante y se iban a envenenar los productos. Y fueron a buscarlos a Chile, que tiene los parrales (aguas) abajo de las explotaciones mineras de cobre”, señaló Capello.

El exfuncionario durante el gobierno de Mauricio Macri señaló que Chile no se queda sin agua por las explotaciones mineras y exporta a su vez mucho más sólo en uvas en fresco que todo el pool de productos vitivinícolas.

“Es bueno darnos cuenta que esto ha sido mentira, que se ha usado como pretexto, lo que han querido es bajar el precio del vino, no hubo otra discusión. Es falso lo que sostuvieron para asustar a los mendocinos diciendo que se iba a acabar el vino y que se iban a envenenar ¿Están tomando vinos envenenados? Lo que pretendemos es que reflexionen, es falso lo que ellos mismos decían, tienen otras preocupaciones, quieren blindarse echándole la culpa a algo que no se lleva adelante”, explicó Capello.

Capello destacó que en San Juan, también gran productora vitivinícola y de uvas para consumo en fresco o como pasas, hubo un apoyo de parte de todos los sectores políticos para acompañar la actividad.

“Mendoza tiene suficientes recursos para llevar adelante la vitivinicultura, el turismo y la minería los potencia, porque abre caminos. Hay que mostrarla también a quién está ávido de saber cómo se produce el cobre que conduce la electricidad, el oro de las alhajas. Si se abren caminos hay nuevos lugares, se genera hotelería y todo se potencia. Es muy triste ver lo que pasó en Mendoza, también en Chubut y en otras 5 provincias, que sabemos la cantidad de recursos minerales que tienen y sabemos que son valiosos y que por esta legislación prohibitiva impidió poner en desarrollo en la provincia”.

Capello hizo hincapié en la comunicación sobre la minería, la cual considera que no está bien realizada en el país.

“En San Juan se vieron los resultados. En crecimiento económico fue la provincia que más creció en su producto bruto geográfico desde que arrancó Veladero y andá a tocarle la minería a la gente ahora, saben que se puede vivir muy bien de eso, entonces lo salen a defender. Este tweet tiene un poco que ver con eso, decirle a los mendocinos que le estuvieron mintiendo: es falso que la minería ocupa tanta agua que deja sin agua a la vitivinicultura, Chile lo demuestra. También es falso que se contamina, todos los elementos químicos que se necesitan son tratamientos en circuitos cerrados, no es que se infiltra en el suelo o se tira a un lecho de río. Necesitás una comunicación inteligente que le saque el miedo a la gente”, concluyó.

En 2007, también hubo una embestida ideológica contra la minería en Mendoza. Inclusive, un prominente bodeguero de San Rafael llegó a declarar ante el Wall Street Journal que el vino del sur de Mendoza estaba contaminado con uranio.

Lo que ignoraba este bodeguero de una tradicional familia es que el uranio en estado natural, en la roca, está presente en toda la superficie del planeta Tierra y que es útil para captar el calor solar tan útil para los viñedos.

También ignoraba que la roca de uranio natural tiene menos radiación que la que se registra en el pecho de un fumador crónico o en una papa que es parte del consumo humano diario sin que provoque riesgos para la salud humana.

Es más riesgosa para la salud humana la radiación solar a través de los rayos ultravioletas que la de una roca de uranio en estado natural.

En aquella primera década del siglo XXI, en esos años, gobernaba Julio César Cleto Cobos, que apelando a la demagogia populista temía la presión de grupos sectarios (como el grupo Uksim), místicos (como los siloistas seguidores del falso profeta de la destrucción del planeta, Antonio Rodríguez Cobos), y de ideología izquierdista del Partido Comunista, del trotskismo y del partido justicialista que era la oposición a la Unión Cívica Radical gobernante en Mendoza en ese tiempo.

El entonces gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, prohibió la minería para evitar un escrache frente a la casa de Gobierno por parte de 50 adeptos del secta Uksim.

En cambio, el entonces gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, dictó una ley antiminera “seducido” por el canto de sirena del grupo Uksim.

Con algunas artimañas propias de la política, Cobos finalmente logró imponer la Ley 7722 que impide el desarrollo minero en Mendoza, tomando como operador a un senador conservador del Partido Demócrata, quien en la intimidad confesaba que “si no lo hacíamos nosotros, lo hacían los zurdos”.

Hoy, que la sociedad y la dirigencia política gobernante están más concientes de que la minería es necesaria para el desarrollo mendocino, se intenta volver a reflotar el falso concepto de que la minería consume más agua que la vitivinicultura.

Tal vez, los nuevos antimineros no sepan que un cultivo de 180 hectáreas de olivos, por ejemplo, consume más agua que una mina de cobre a cielo abierto.

Los antimineros de coyuntura intentan encubrir las ineficiencias productivas de la industria vitivinícola y ocultan que prefieren levantar viñedos para emprendimientos inmobiliarios antes que sortear creativamente los desafíos coyunturales de la cadena del vino.

En Chile, los mejores vinos y piscos, provienen de viñedos que reciben aguas aplicadas previamente en la minería.

La minería chilena participa en más de 52% de las exportaciones de ese país y la vitivinicultura de Chile exporta más que la minería argentina.

Hoy, Argentina lleva 5 años sin exportar cobre.

También la dirigencia mendocina ignora que donde existe mineral de cobre no se puede aplicar cianuro porque éste insumo destruiría al cobre. Tampoco se aplica mercurio ni otros elementos citados en la Ley 7722.

Algún sector de la vitivinicultura mendocina se opone a la minería de cobre pero no dicen que para cuidar la sanidad de las uvas en épocas de lluvias, evitan la peronóspora (un hongo que pudre el grano de uva) aplicando sulfato de cobre, que forma parte de los costos en dólares de la industria porque es importado.

En esta confusión por falta de conocimientos, también la minería tiene sus culpas históricas por falta de coraje de alguno de sus dirigentes nacionales.

Es poco conocido que hubo un líder sectorial que se ocultaba detrás del cortinado de un estudio de televisión de un canal nacional para evitar ser enfocado por los camarógrafos mientras un comunicador comprometido profundamente con la minería desarticulaba los argumentos pueriles de periodistas y conductoras desinformados o mal intencionados.

Fuentes: Memo, Radio Jornada y SRSur News Agency 

*Director/Editor de SRSur News Agency. Consulor de construcción de Licencia Social en minería, petróleo y energía. CEO & Founder de SRSur Consultoría Estratégica

Escribir
SRSur.com.ar
Dejanos tu mensaje!