22.2 C
Buenos Aires
lunes, enero 30, 2023

“El secreto del ajuste: que la cuenta la paguen los privados”

Un Informe de la Fundación Mediterránea explica que “el secreto del ajuste” está en que a “la cuenta la paguen los privados”.

La Fundación Mediterránea, presidida por María Pía Astori, reseña que “el gobierno está tratando de imponer que un grupo importante de empresas congele el precio de 1400 productos durante 120 días y que, en paralelo, para el resto de bienes que conforman la canasta de oferta de esas firmas, las remarcaciones corran a un ritmo del 4,0% mensual”.

“En un contexto en el que el tipo de cambio, los salarios y las tarifas se están indexado en un andarivel superior al 6,0% mensual, la inconsistencia del plan es llamativa. Sin embargo, este no es un hecho aislado.

No puede disociarse el fenómeno de la marginalidad laboral con la elevadísima presión tributaria existente, derivada de un nivel de gasto público desproporcionado para el tamaño de las actividades productivas del país.

Los ingresos sumados de unas 10 millones de personas que pertenecen a la categoría de informales y cuentapropistas (incluidos profesionales) captura sólo el 22,0% de la masa salarial del país, siendo que los estatales (3,5 millones) logran para sus bolsillos el 23,2% de la masa de ingresos.

Todo indica que las autorizaciones a importar para lo que resta del año llevarán a terreno negativo la variación interanual de las compras al exterior, cuando hasta octubre subían por encima del 20%.

Este ajuste no es una “maldición divina”.

El superávit comercial se ha achicado en forma significativa este año, mientras se incrementa el uso de los créditos de comercio exterior en unos 8.000 millones de dólares. Pero no parece factible que esta deuda siga creciendo.

La sequía está afectando en forma significativa el trigo y demás cultivos de invierno, y amenaza hacerlo también con la soja y el maíz, pero de ningún modo puede atribuirse a “La Niña” la responsabilidad de las tribulaciones del sector externo argentino.

La proporción de las cosechas argentinas en términos de las de Brasil se está achicando de un 59,0% en 2018/19  a un 42,5% en el presente, según los volúmenes esperados para  2022/23. Es un fenómeno tendencial, no atribuible a la meteorología.

Hacia 2007/08, Brasil y la Argentina tenían una participación similar dentro de las exportaciones mundiales del complejo sojero, del orden del 25%.

Sin embargo, 13 años después, Brasil trepa hasta un market share cercano al 40%, mientras la Argentina desciende hasta un andarivel del 15%.

En divisas, el costo de esta divergencia es sideral, ya que si nuestro país hubiera podido replicar el recorrido del vecino, hoy estaría exportando 28.000 millones de dólares adicionales al año, sólo considerando el complejo sojero.

En algún momento, gobiernos anteriores llegaron a justificar elevadas retenciones y trabas para las exportaciones de determinados productos como parte de un “modelo de industrialización”.

Sin embargo, la participación de los productos “made in Argentina” en las importaciones totales de los países vecinos se ha reducido a menos de la mitad en los últimos 25 años.

En 1998, el market share de la Argentina en las importaciones totales de Brasil había llegado a un 13,9%, y los datos de 2021 muestran que esa participación se ha derrumbado a 4,8%.

Este año, el vecino país apunta a anotar importaciones totales por unos 275.000 millones de dólares: si la Argentina y sus políticas económicas hubieran sido capaces de sostener el market share de 1998, en lugar de 13.000 millones de dólares, que es la cifra estimada para este año, deberíamos estar exportando 38.000 millones a Brasil.

Las emisiones de deuda interna del Tesoro llegaron a 7,3 puntos del PBI en 2020, pasaron a 8,2% en 2021, se estiman en 9,9% en 2022 y se proyectan a 10,5% en 2023.

Esta dinámica no es gratuita para el sector privado. Parece haber una “tendencia secular” de contracción del crédito a empresas y familias, como contrapartida de políticas que promueven el desvío del financiamiento bancario a favor del sector público.

En los últimos cuatro años, la merma del crédito al sector privado supera el 40%, medida en pesos constantes”.

Seguinos en Twitter: @SRSur_Agency

Noticias relacionadas

Últimas Noticias

English EN Français FR Deutsch DE Italiano IT Português PT Русский RU Español ES
Escribir
SRSur.com.ar
Dejanos tu mensaje!