22/05/2024
ArgentinaCommoditiesFinanzas

“Fuerte caída de la recaudación en febrero”

Desde el mercado se advirtió una diferente lectura de la versión que brindó el Ministerio de Economía sobre las cifras  que difundió la AFIP e interpretó que se registró una “fuerte caída de la recaudación en febrero”, según un análisis de Portfolio Personal Inversiones.

  • Información oficial

El Ministerio de Economía informó este miércoles 1° de marzo que “la recaudación de febrero creció 109,0% i.a. excluyendo los tributos asociados al comercio exterior afectados por la sequía”.

“La recaudación alcanzó durante el segundo mes del año los $2.126.337,9 millones, afectada principalmente por el desempeño de los tributos asociados al comercio exterior ante el impacto de la sequía. Excluyendo los tributos mencionados, la recaudación presentó un crecimiento de +109,0% i.a., mientras que, si se contemplan los mismos, dicha variación alcanza el +82,3% i.a.”, precisó el Ministerio.

  • Portfolio Personal

Sin embargo, el análisis de Portfolio Personal Inversiones se interpretó que “la recaudación nacional de impuestos de febrero tuvo una caída real de proporciones, explicada en mayor medida por un desplome de los derechos de exportación, y complejiza la dinámica fiscal de cara al acuerdo con el FMI”.

El análisis privado coincidió en que “el total de los recursos tributarios recaudados alcanzó $ 2,13 billones, subiendo 82,3% anual”.

“En términos reales, asumiendo que la inflación de febrero fue 6%, en línea con lo que indican los relevamientos de alta frecuencia, se registró una contracción de 9,5% anual”, consideró PPI.

En esta evaluación, “se trata de la mayor caída en términos anuales desde julio 2020 (COVID-19) y llega tras sendas retracciones de 2,4% en enero, 2,4% en diciembre (aislando el efecto dólar “soja” 2.0) y 1,9% en noviembre”.

Mirando los febreros, ésta, es la recaudación más baja desde 2020, quedando 3,2% por debajo de 2021, con restricciones a la movilidad vigentes, enfatizó el informe de Portfolio Personal.

En la apertura por impuestos se destaca el colapso real de 78,1% de las retenciones, que explican el 78,1% de la caída total de la recaudación (medido en pesos constantes, $ 173.289 millones sobre $ 221.956 millones menos recaudados).

De esta forma, las retenciones fueron las segundas más bajas para febrero desde su restablecimiento en 2002, sólo por detrás de 2017 (en esa época Macri había bajado a cero las retenciones a trigo y maíz y recortado de 35% a 30% las de soja).

Este fuerte recorte es atribuible tanto a la sequía (la producción de trigo cayó 50% anual) como a los dos dólares “soja”, que anticiparon oleaginosa que iba a ser liquidada durante el verano.

Siguiendo con el comercio exterior, la caída del IVA DGA es el segundo factor explicativo en relevancia, con una retracción de 27,6%.

A esto se suma caídas de 32,7% en Ganancias DGA (-4,9% Ganancias total) y
26,5% en derechos de importación. Ambos conforman una contracción conjunta de 18,6% anual, que reflejan las severas restricciones sobre las importaciones instaladas desde la llegada de Massa, en general, y, en particular, desde la implantación del nuevo sistema SIRA a mediados de octubre.
Desde ese momento, reconociendo que hay estacionalidad, la recaudación de estos tributos pasó de US$ 2.014 millones en agosto a US$ 1.419 millones en febrero (-37,4%).

En contraposición, la única noticia positiva la dió el IVA DGI subiendo 18% y reflejando que la actividad económica podría no haber sido tan mala en enero (este impuesto suele mostrar con rezago la actividad del mes anterior).

Fuente: PPI Portfolio Personal Inversiones en base a datos de AFIP

En síntesis, febrero muestra números preocupantes tras un enero para el olvido en términos fiscales, que tuvo un déficit primario récord para la época de $204.000 millones.

De hecho, el financiamiento neto de febrero de $ 184.000 millones podría estar anticipando que vendría un déficit sustancial en el segundo mes del año, recordando que en enero el financiamiento fue muy similar al desbalance primario ($ 214.000 millones).

Teniendo 2023 la paradoja de ser año electoral y de ajuste fiscal requerido por el FMI, la relajación de la meta de reservas (a anunciarse en breve según la prensa) no sienta un buen precedente, ya que podría replicarse sobre la fiscal con el mismo justificativo de la sequía.

Enero dejó un espacio de $ 237.562 millones, que a la vista de los números de recaudación y de financiamiento neto de febrero dejan un espacio muy exiguo para marzo.

Así las cosas, de no haber un fuerte ajuste, vendría waiver o flexibilización de metas, concluyó el análisis privado.

Fuente: PPI Portfolio Personal Inversiones

Seguinos en Twitter: @SRSur_Agency

Escribir
SRSur.com.ar
Dejanos tu mensaje!