22.2 C
Buenos Aires
lunes, enero 30, 2023

Perspectivas agroclimáticas para la primavera 2022 y otoño 2023

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires divulgó las perspectivas agroclimáticas para la primavera de 2022 y para el otoño de 2023.

Escribe Eduardo M. Sierra*

Durante la primavera 2022 “La Niña” dejará de existir como fenómeno físico, pero su acción residual se mantendrá hasta el final de la estación, según indican los porcentajes ubicados sobre los escenarios alternativos que se presentarán.
• El anticiclón del Brasil continuará incrementando gradualmente su capacidad de hacer llegar humedad hacia el interior del Cono Sur, aportando lluvias a la Región Oriental del Paraguay, el sur del Brasil, el este de la Región del Chaco Argentino, la Mesopotamia, la mayor parte del centro y el este de la Región Pampeana y el Uruguay, llevando las reservas de humedad de los suelos en un nivel adecuado, si bien este proceso será sumamente irregular.

Las áreas que reciben humedad desde la Cuenca Amazónica, como Bolivia, el NOA, Cuyo, el Chaco Paraguayo, el oeste de la Región del Chaco Argentino y el oeste de la Región Pampeana comenzarán gradualmente a recibir precipitaciones, que incrementarán las reservas de humedad de los suelos, aunque, como es normal en la Región, este proceso recién se completará hacia el inicio del verano.

La Cordillera dejará paulatinamente de recibir nevadas superiores a lo normal, aunque se observarán algunos episodios tardíos, haciendo que se produzca un buen deshielo primaveral.
• La amplia extensión seca, que se mantuvo durante el invierno en el interior de La Argentina, se reducirá lentamente, manteniendo gran parte de su extensión.

Las irrupciones de aire polar disminuirán su vigor, produciendo heladas agronómicas y generales tardías en el sur del área agrícola, pero llegando al centro y al norte con energía decreciente.

  • Perspectiva para el verano 2023

Durante el otoño 2023 “La Niña” completará su disipación, según indican los porcentajes ubicados sobre los escenarios alternativos que se presentarán, quedando instalado un escenario “Neutral”.

El anticiclón del Brasil alcanzará su nivel normal, aportando lluvias a la Región Oriental del Paraguay, el sur del Brasil, el este de la Región del Chaco Argentino, la Mesopotamia, la mayor parte del centro y el este de la Región Pampeana y el Uruguay, llevando las reservas de humedad de los suelos en un nivel adecuado. No obstante, debe tenerse en cuenta que es normal que el inicio de la estación observe una pausa en las lluvias, que suele extenderse durante las semanas centrales de Enero, dando tiempo seco y caluroso, hasta que las precipitaciones se reactiven hacia el final o comienzos de Febrero.

Las áreas que reciben humedad desde la Cuenca Amazónica, como Bolivia, el NOA, Cuyo, el Chaco Paraguayo, el oeste de la Región del Chaco Argentino y el oeste de la Región Pampeana observarán una temporada de lluvias normal a superior a lo normal.

La cordillera completará su deshielo, haciendo aportes a los ríos de régimen nival.

Las irrupciones de aire polar continuarán produciendo marcados descensos térmicos, sin riesgos de heladas, que se alternarán con episodios de calor intenso.

  • Perspectiva para el otoño 2023

Durante el otoño 2023, “La Niña” completará su disipación, según indican los porcentajes ubicados sobre los escenarios alternativos que se presentarán, quedando instalado un escenario “Neutral”.

El anticiclón del Brasil alcanzará su nivel normal, aportando lluvias a la Región Oriental del Paraguay, el sur de Brasil, el Este de la Región del Chaco Argentino, la Mesopotamia, la mayor parte del centro y el este de la Región Pampeana y el Uruguay, llevando las reservas de humedad de los suelos en un nivel adecuado.

Las áreas que reciben la humedad desde la Cuenca Amazónica, como Bolivia, el NOA, Cuyo, el Chaco Paraguayo, el oeste de la Región del Chaco Argentino  y el oeste de la Región Pampeana observarán un final algo temprano de la temporada de lluvias.

La Cordillera comenzará a recibir aportes tempranos de nieve. Las irrupciones de aire polar se vigorizarán paulatinamente, dando un inicio normal a la temporada de heladas.

  • Conclusiones

Lo expuesto indica que la temporada 2022/2023 debe verse como un proceso de transición entre las condiciones severas causadas por “La Niña” y los vientos polares en las temporadas 2020/2021 y 2021/2022, y las condiciones más benignas, tal vez tipo “El Niño”, que pueden esperarse en la temporada 2023/2024, causando efectos climáticos diferenciales, según la Región que se considere.
La tendencia positiva, observada recientemente por los principales indicadores climáticos, hace suponer que el proceso de normalización podría cumplirse antes de lo expuesto en este informe.
No obstante, a lo largo del proceso de transición en marcha, el sistema climático continuará mostrando perturbaciones de entidad, haciendo necesario un manejo riguroso y el uso de la tecnología disponible.

*Ingeniero Agrónomo Especialista en Agroclimatología

Seguinos en Twitter: @SRSur_Agency

Noticias relacionadas

Últimas Noticias

English EN Français FR Deutsch DE Italiano IT Português PT Русский RU Español ES
Escribir
SRSur.com.ar
Dejanos tu mensaje!