26.5 C
Buenos Aires
lunes, febrero 6, 2023

El brasileño compra menos alimentos en supermercados y crece el consumo en comedores empresarios

El brasileño compra menos alimentos en supermercados y crece el consumo en comedores empresariales por causa de la inflación más alta, informó la Associação Brasileira das Empresas de Refeições Coletivas (Aberc).

Aunque la economía de Brasil tuvo deflación de 0,68% en julio de 2022, el crecimiento de los precios minoristas provoca un cambio en el perfil del consumidos brasileño en relación a las comidas diarias.

Ante el aumento de los precios y de las dificultades para adquirir alimentos en los supermercados, “muchas personas aumentaron el tamaño de sus platos de comida en los restaurantes empresarios”.

“Sólo en este año, el peso de alimentos consumidos (en los comedores de empresas) por persona creció 8% en relación a 2021”, informó Aberc.

La lógica es simple: con dificultades para comprar comida en los supermercados, el trabajador migró sus demandas alimentarias para los comedores de empresas, como forma de suplir sus necesidades diarias. Los costos con ese ahorro que ellos logran en sus economías de bolsillo, recaen sobre las empresas en las que están empleados.

Según el vice presidente de la Associação Brasileira das Empresas de Refeições Coletivas (Aberc), Rogerio Vieira, el segmento de los comedores empresarios acostumbran a operar con márgenes de ganancias muy bajas, por lo tanto cualquier variación se percibe rápidamente.

“Ese impacto ha sido cada vez mayor, especialmente en los últimos tres meses. El aumento en el consumo ha sido de alto impacto para este negocio”, expresó Rogerio Vieira.

El sector de los comedores de empresas viene recibiendo el mayor peso de la inflación porque más de la mitad de los costos de una ración (55%), envuelven, precisamente, a las materias primas alimentarias y a los insumos que más presionan a los precios: verduras, legumbres, carne, arroz y porotos.

Vieira remarca que la base utilizada en la preparación de raciones en los comedores de empresas, son, precisamente, los productos prioritarios de los trabajadores en los supermercados.

“Si no hay cómo abastecer la cocina de cada casa, las comidas colectivas servidas en las empresas se convierten en un salvavidas en medio de esta crisis financiera provocada por la inflación en alza”, afirma Vieira.

Actualmente, mas de 14 millones de trabajadores brasileros se benefician con los restaurantes empresariales, que actúan de forma tercerizada dentro de fábricas, hospitales y escuelas, produciendo y proveyendo comidas balanceadas y completas.

Y de acuerdo a las proyecciones de Aberc, este nuevo perfil de consumo tiende a ser continuo y se podrá intensificar aún más en los próximos meses.

Esto llevará a la revisión y renegociación de los precios aplicados en los contratos nuevos y en los vigentes, en una tentativa de adecuarlos a las nuevas condiciones del mercado y evitar mayores desequilibrios económicos.

Noticias relacionadas

Últimas Noticias

English EN Français FR Deutsch DE Italiano IT Português PT Русский RU Español ES
Escribir
SRSur.com.ar
Dejanos tu mensaje!