23.8 C
Buenos Aires
lunes, febrero 6, 2023

Hay Nación y hay industria, los hechos y la historia lo demuestran

Escribe Matías Vaccarezza*
La industria argentina ha demostrado a lo largo de su historia, y en especial a partir de
las últimas décadas, que puede ser elegida sin duda como un modelo a estudiar en las
mejores universidades del mundo por su capacidad de supervivencia, tenacidad y
fortaleza para mantenerse en pie, firme y con una enorme capacidad de adaptación a
los nuevos tiempos y tendencias.

Matías Vaccarezza, cofundador de Stark Desarrollos

Ha sido una locomotora que nunca detuvo su marcha pese a los contratiempos
económicos y coyunturales que tuvo que enfrentar y por el contrario, siempre se
mantuvo a la vanguardia en cuanto a lo que se refiere a tasa de inversión e innovación.
Las dificultades que muchas veces impone el contexto nacional o internacional son
conocidas por todos. Por el contrario, queremos celebrar el Mes de la Industria,
valorando las virtudes del sector y reconocer a quienes tienen la misión de guiar sus
compañías, muchas de ellas pequeñas y medianas nacidas en el seno familiar que por
generaciones han crecido y multiplicado su valor y capacidad.
En tiempos complejos todo lo que se consigue tiene un doble valor y más aún si al
incremento en la capacidad de producción se le agrega una formidable readaptación
tecnológica, que impone además un nuevo entendimiento de la sustentabilidad
reclamada por las nuevas generaciones de consumidores.
Estas modernas tendencias y las diferentes normativas legales e impositivas, que se
suman en forma casi constante, obligan a que las industrias se mantengan actualizadas
y tengan la necesidad de revitalizar sus circuitos de creación tecnológica. Por eso en
Stark Desarrollos, comprendimos que las industrias necesitan recibir prestaciones de
primera calidad, en las que puedan consolidar y potenciar sus negocios con el mejor
asesoramiento financiero, legal y de comercialización para sus proyectos.
Ser aliados estratégicos de las empresas que se han establecido en nuestros 5 polos
industriales, nos impone asumir el desafío de brindar servicios de calidad en los que
cada recurso invertido tenga el valor de multiplicarse. Una de las principales virtudes
del sector es haber percibido que para mantenerse activo y competitivo frente a la
creciente globalización es adaptarse a los nuevos modelos de gestión que impone el
mercado, pero sin perder esa visión personal, muchas veces a cargo de los propios
dueños o fundadores, que resguarda el factor humano y da sentido de pertenencia a
sus empleados.
Por eso no es casualidad que la actividad ocupe a uno de cada cinco trabajadores
formales del sector privado. “Sin industria no hay Nación” expresó hace muchos años
el ex presidente Carlos Pellegrini, una frase que suele repetirse en estas fechas, ya que no por antigua deja de ser cierta. Sin embargo, preferimos decir que “Hay Nación y
Hay Industria”, los hechos y la historia lo demuestran.

*Cofundador de Stark Desarrollos

Noticias relacionadas

Últimas Noticias

English EN Français FR Deutsch DE Italiano IT Português PT Русский RU Español ES
Escribir
SRSur.com.ar
Dejanos tu mensaje!