23/07/2024
ArgentinaCommoditiesFinanzasOpinión

Los impuestos reflejan una caída de 0.7% del PBI en el cuarto trimestre

Escribe Maximiliano Gutiérrez*

La recaudación de impuestos refleja una caída del PBI de 0,7% en el cuarto trimestre vs el tercero, con un freno cada vez más intenso en la disponibilidad de productos importados.
El índice desestacionalizado elaborado por IERAL, en base a la recaudación de
impuestos asociados al mercado interno, muestra una caída del 0,5% en términos
reales para el cuarto trimestre, en relación con el tercero, extrapolando una merma del
PBI de 0,7% para ese período
En 2022, el PBI habría crecido 5,7%, aunque favorecido por el arrastre estadístico de 4,5 puntos porcentuales que había dejado el 2021. En cambio, el arrastre estadístico del 2022 para el 2023 sería de sólo 0,6%.
La experiencia del “dólar soja II” de diciembre dejó un incremento temporal de reservas
y de recaudación por retenciones, al costo de un significativo impacto monetario. Al
comprar caro (230 pesos) los dólares de la soja, y vender barato (171,43 pesos) las
divisas a los importadores, la autoridad monetaria terminó emitiendo un neto de $ 513.000 millones (11,4% de la base monetaria). El tipo de cambio al que se acumularon
las reservas terminó siendo de $ 268,4 por dólar
La información de IVA Aduana permite seguir de cerca la trayectoria de las importaciones. Conforme al indicador del IERAL, las importaciones de diciembre habrían
alcanzado a US$ 5.380 millones, con una caída de 13,4% interanual, que compara con un aumento de 45% en julio pasado. De positivo a negativo, con un cambio de ritmo de
58,4 puntos porcentuales, en apenas un semestre.
La recaudación tributaria del mes de diciembre ascendió a $ 2,3 billones y retomó la
senda del crecimiento real con un leve incremento del orden del 0,2%. De esta forma,
alcanzó el mejor diciembre en términos reales de los últimos 6 años. Desagregando, el 19% de la recaudación se explica por la seguridad social, 12,4% por el comercio exterior y el restante 68,6% corresponde a impuestos propiamente dichos.

La implementación de la segunda edición del Programa de Incremento Exportador
(también conocido como “dólar soja II”) a partir de fines de noviembre y durante todo el
mes de diciembre, generó una liquidación total del campo que rozó los US$ 3.200 millones, quedando un neto de US$ 1.900 millones para las reservas del Central, situación que permitió cumplir con el objetivo de acumular US$ 5.000 millones de
reservas acordado con el FMI, ya que se conjugó con un giro del BID por US$ 500 millones y el ingreso de divisas provenientes de China para completar el financiamiento de las represas de Santa Cruz.

Los casi US$ 3.200 millones liquidados durante el “dólar soja II” alcanzaron el
41% de la primera versión, pero esto era esperable por el menor stock disponible en
cabeza de los productores.
Al comprar caro (230 pesos) los dólares de la soja, y vender barato (171,43 pesos) las
divisas a los importadores, la autoridad monetaria terminó emitiendo $ 725.500
millones por la compra de “dólar soja” y retirando de circulación $ 212.400 millones
por la venta de divisas al dólar oficial. La emisión neta se ubicó en los $ 513.000 millones (11,4% de la base monetaria de finales de noviembre) y el tipo de cambio al que se acumularon las reservas consignadas terminó siendo cercano a los $ 268,4 por dólar.

La implementación del tipo de cambio diferenciado para el complejo sojero no sólo estuvo destinado a cumplir objetivos en materia de reservas. Tuvo su correlato de caja en las cuentas fiscales, ya que los Derechos de Exportación pasaron en diciembre a representar 9,5 puntos porcentuales del total de la recaudación: el tipo de cambio diferencial de $ 230 generó retenciones adicionales por la suma de $ 60.964 millones. Así, el impuesto a las exportaciones registró el último mes de 2022 un incremento de casi 35% interanual en términos reales, luego de haber caído por 2 meses consecutivos, luego del cierre de la versión I del “dólar soja”1
La incidencia de las retenciones (que no son coparticipables) hizo que en diciembre los
ingresos del sector público nacional se incrementaran un 99,6% interanual en términos
nominales (2,3% puntos por encima de la inflación), mientras que las transferencias
automáticas a provincias subieron 97,4% (1,2% en términos reales).

*Economista. Informe de Coyuntura del ERAL, Fundación Mediterránea.

Seguinos en Twitter: @SRSur_Agency

Escribir
SRSur.com.ar
Dejanos tu mensaje!