35.2 C
Buenos Aires
martes, febrero 7, 2023

Emiratos Árabes Unidos apoyarían a Arabia Saudita y Rusia para recortar la producción de petróleo

Los Emiratos Árabes Unidos están dispuestos a apoyar a Arabia Saudita y Rusia en los recortes de la producción de petróleo, a pesar del desacuerdo de los Estados Unidos.

El apoyo de un poderoso Estado del Golfo antes de la conferencia de la OPEP+ puede dificultar que Estados Unidos detenga el acuerdo.

En un revés a los esfuerzos de EE. UU. por intentar bloquear el acuerdo, es probable que los EAU respalden los importantes recortes de producción de petróleo sugeridos por Arabia Saudita y Rusia en la cumbre de la OPEP+ del miércoles.

Los EAU están de acuerdo a pesar de los intentos de última hora de EE. UU. y otros países occidentales para que el país se retire del pacto, según dos personas con conocimiento de las conversaciones previas a la cumbre. Aparte de Arabia Saudita y Rusia, el Estado del Golfo es uno de los miembros más poderosos de la OPEP+.

Antes de la reunión, en la que se prevé que el grupo anuncie planes para reducir la producción en 1 o 2 millones de barriles diarios o más, una fuente de la OPEP del Golfo dijo el miércoles: “Aunque respetan su opinión [la de EE. UU.], la organización tiene que hacer lo que más le conviene”.

La fuente afirmó además que EE.UU. y otras naciones occidentales que se oponen a los intentos de subir los precios del petróleo se han puesto en contacto con los EAU. Según la Casa Blanca, los recortes son injustificados y llegan en un momento de riesgo para la economía mundial, que está lidiando con una crisis energética provocada por la invasión a gran escala de Rusia en Ucrania.

La posibilidad de una recesión, que podría traducirse en un descenso de los precios del petróleo, fue uno de los factores que influirían en la decisión de la OPEP+, según declaró el miércoles Suhail al-Mazrouei, ministro de Energía de los Emiratos Árabes Unidos.

“[OPEP+] sigue siendo una organización técnica, y es crucial que la decisión se tome de forma técnica, y no política”, añadió Mazrouei.

“Tomaremos la mejor decisión que veamos necesaria en función de eso. Uno de los factores esenciales que todos tenemos en cuenta es la recesión”.

Cualquier disminución de la producción puede dar lugar a una respuesta de la Casa Blanca si hace subir los precios antes de las cruciales elecciones de mitad de mandato de noviembre.

El ex asesor de energía del gobierno de George W. Bush, Bob McNally, predijo que el gobierno de Biden se molestaría bastante si Arabia Saudita encabezara el grupo en un recorte significativo que hiciera subir los precios.

“La caída de los precios de la gasolina en el surtidor es el principal factor que ha estabilizado el barco de los demócratas de cara a las elecciones de noviembre. Parecía que les esperaba la muerte cuando el petróleo rondaba los 120 dólares esta primavera, pero con la bajada de precios llegó una misericordia”.

Es poco probable que se queden callados si los precios del petróleo aumentan sustancialmente en las próximas semanas y meses, ya que ahora se enfrentan a la posibilidad de que un aliado vuelva a empujar el precio al alza.

La jefa de análisis de materias primas de RBC Capital Markets y antigua analista de la CIA, Helima Croft, declaró el martes por la noche que la Casa Blanca haría todo lo posible por contar con sus amigos del Golfo.

Según los informes, los funcionarios de la administración están trabajando contra reloj para evitar un recorte significativo apelando a las naciones con las que mantiene estrechos lazos defensivos y estratégicos. “Creemos que la respuesta de Washington a la decisión de mañana requerirá sin duda una estrecha vigilancia”, dijo Croft.

Si los precios del petróleo aumentan significativamente, las posibles reacciones incluyen la liberación de más barriles de la Reserva Estratégica de Petróleo de EE. UU., aunque la Casa Blanca ha dicho que esto no es inminente, o intentar restringir las exportaciones de productos refinados de EE. UU. en un esfuerzo por mantener bajos los costes internos.

El precio del crudo Brent, el estándar mundial, se situaba el miércoles en unos 91,50 dólares por barril. Esta semana, aumentó más de un 7 % después de que se hiciera evidente la intención de la OPEP+ de realizar una reducción significativa.

Por primera vez desde marzo de 2020, la reunión de la OPEP+ pasó de celebrarse en línea a ser presencial en la sede de la organización en Viena.

Seguinos en Twitter: SRSur News Agency

Noticias relacionadas

Últimas Noticias

English EN Français FR Deutsch DE Italiano IT Português PT Русский RU Español ES
Escribir
SRSur.com.ar
Dejanos tu mensaje!