22.2 C
Buenos Aires
lunes, enero 30, 2023

El PBI de Argentina creció 1% en el segundo trimestre de 2022

El PBI de Argentina creció 1% en el segundo trimestre de 2022 y registró la cuarta suba intertrimestral, con aumentos
en todos los componentes de la demanda según el Centro de Estudios para la Producción.

Este Informe de Panorama Productivo del Centro de Estudios para la Producción (CEP XXI), sostiene que la economía argentina continúa sosteniendo el nivel de actividad.

En el segundo trimestre de 2022 el PBI mostró una suba de 1% respecto del trimestre anterior (la cuarta consecutiva).
Además se expandió un 6,9% interanual y 5,7% respecto a igual período de 2019. La serie tendencia ciclo aceleró su alza
a 1,4%.
Todos los componentes de la demanda agregada crecieron en la medición desestacionalizada.

La inversión se incrementó por cuarto trimestre consecutivo: 7,8% contra el trimestre pasado, 46,5% respecto del mismo período de 2019 y 18,8% interanual. Además, en la medición sin estacionalidad registró el máximo nivel de toda la serie. Las exportaciones aumentaron 3,5% respecto del trimestre previo (luego de dos períodos en baja), cayeron 13,8% frente al
cuarto trimestre de 2019, y aumentaron un 9,3% interanual.

El consumo privado creció en todas las comparaciones: 1,8% respecto del trimestre anterior, 7% en la comparación con 2019 y 10,7% interanual.

El consumo público también aumentó
en todas las comparaciones: 0,2% en la medición sin estacionalidad, 13,5% vs. 2019 y 5,3% interanual.
Según el EMAE, en julio la actividad económica continuó creciendo. Se incrementó 5,6% frente al mismo mes de 2021 y 2,7% contra 2019. Fue el segundo mayor nivel para ese mes desde el año 2015.

En la medición sin estacionalidad, la
actividad se mantuvo constante respecto de junio y se posicionó en niveles de principios de 2018.

Sin considerar el agro, con bajos niveles de actividad debido a la sequía, la economía se expandió aún más: 6,1% frente a julio de 2021 y 3,6% vs. 2019.

En el acumulado entre enero y julio la actividad económica mostró niveles superiores a los del mismo período
de 2021 y de 2019 (+6,4% y +3% respectivamente).

Por último, la serie tendencia-ciclo -que muestra fluctuaciones de larga duración y plazo- volvió a mostrar una expansión (+0,4%).
La industria y el comercio fueron nuevamente los sectores de mayor incidencia positiva en el nivel de actividad,
dinamismo que se mantendría en los próximos meses.

Según el IPI, en agosto la producción industrial creció un 7,6% interanual (y +14% vs. agosto de 2019) y cayó un 1,1% en la medición desestacionalizada.

Alcanzó el mayor nivel para un mes de agosto desde por lo menos 2016, y en la serie sin estacionalidad mostró el cuarto mayor nivel (sólo superado por septiembre y noviembre de 2017, y junio de 2022). Para septiembre, el índice adelantado de actividad industrial elaborado por el CEP-XXI -elaborado con información de consumo de energía eléctrica de CAMMESA- prevé un crecimiento moderado, de 3,7% en relación con el mismo mes del año pasado y de 18,3% contra igual lapso de 2019.
En el análisis por sector, la mayoría continuó recuperándose: 15 de los 16 sectores crecieron respecto del segundo
trimestre de 2021 y 8 se ubicaron por encima del mismo período de 2019.

Salvo que se indique lo contrario, a
continuación se analiza la variación del segundo trimestre de 2022 vs. el mismo período de 2019.
Por una parte, pesca (+36,8%) fue el sector de mayor crecimiento. Por otro lado, las actividades que mostraron mayor
dinamismo fueron comercio (+15,3%); electricidad, gas y agua (+13,6%), con subas destacadas en la producción de gas y distribución de combustibles, y en la generación y captación de energía eléctrica; e industria manufacturera (+12,9%), con aumentos sobresalientes en calzado, maquinaria y equipo, electrónica, automotriz, equipo de transporte y minerales no metálicos.
La explotación de petróleo y minería (+10,2%) creció por tercer trimestre consecutivo, con alzas en sus dos
componentes: extracción minera (+19,2%) y extracción de petróleo y gas (+8,3%), por el dinamismo de Vaca Muerta.
También crecieron por encima del nivel general del PBI las actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler (+6,3%), administración pública (+4,6%), enseñanza (+2,4%) y electricidad, gas y agua (+13,6%).
Si bien las ramas más afectadas por la pandemia registraron subas respecto del trimestre pasado, desaceleraron su
recuperación respecto de 2019. Intermediación financiera, que tuvo un desempeño destacado al inicio de la pandemia, se ubicó 0,3% por debajo del segundo trimestre de 2019.

Transporte y comunicaciones (-0,5%) se vio afectado por la baja actividad en transportes y por el menor dinamismo en comunicaciones.

El segmento de construcción retrocedió
levemente (-1,8%).

El resto de los sectores en baja en la medición contra 2019 son salud (-12,1%), servicio en hogares particulares (-13%), agro (-18,6%, por la sequía del verano), hoteles y restaurantes (-19,5%) y servicios comunitarios (-26,8%).
Según el EMAE, en julio crecieron 10 de los 15 sectores en la comparación contra julio de 2019 y 12 en la medición interanual.

Las subas interanuales fueron lideradas por hoteles y restaurantes (+45,7%), petróleo y minería (+13,6%) y otros servicios sociales (+9,5%).

El agro cayó 2,7% respecto del año pasado afectado por la sequía, que perjudica
principalmente a los cultivos de soja. También registraron caídas pesca (-4,1%) y electricidad, gas y agua (-2,1%).

Frente a 2019 los sectores que más crecieron fueron comercio (+12,1%), industria (+9,9%) y petróleo y minería (+9,2%).

Los que registraron caídas fueron otros servicios sociales (-22,8%), hoteles y restaurantes (-18,6%), agro (-9,2%), construcción (-8,2%) y transporte y comunicaciones (-6,7%).

Seguinos en Twitter: @SRSur_Agency

Noticias relacionadas

Últimas Noticias

English EN Français FR Deutsch DE Italiano IT Português PT Русский RU Español ES
Escribir
SRSur.com.ar
Dejanos tu mensaje!